7/12/2009

Noche de Sexo


- No sabes cómo me lo pasé anoche. Fue un espectáculo. Qué hombre. Además, chicas, ya es oficial, el tamaño importa. Y mucho.
- Bueno, bueno. La noche que he tenido yo ha sido memorable. No sabría decir las veces que follamos. Un poco de alcohol hace milagros. Me encantan esos momentos en los que me siento un poco cochina. Primero por aquí, luego por allá, ahora de frente, ahora de lado. Impresionante.
- No sé si volveré a encontrarme con él, pero me ha dejado huella el tío. Qué forma de follar, por Dios. Bueno, ¿Y tú? ¿No nos vas a contar tu nochecita?
- Sí, claro. Fuimos al cine. Al terminar compartimos un bocadillo que nos vendieron en la calle. Me acompañó a casa y subiendo en el ascensor me pidió que le abrazase. Me apretó con fuerza y me dijo, muy despacio, que me amaba. Nos duchamos y nos fuimos a la cama.
- Eres una aguafiestas.


5 comentarios:

Ginebra dijo...

Una envidiosa, eso es lo que es (hace falta ser mala...)

Malena dijo...

Esa tía miente. No hay hombres así. Lo que quería era follar y esta chica no se entera de la misa un cuarto

POPY dijo...

Yo creo que las dos pasan la noche con el mismo tío, pero una antes y la otra después jajaajajajjajaajjaja

Borrasca dijo...

jajajajajajajajajajajaja una aguafiestas total!!!!!!!!!!!!!

Besitos borrascosos

El callejón de los negros dijo...

¿Entonces lo de la ternura no es un mito?....

;-)

Antonio